Inicio > Las etapas del «Un, dos, tres...» > La tercera etapa (1982-1984) > La segunda parte de la tercera etapa > Las azafatas

 

 

Las azafatas

de la segunda parte de la
tercera etapa de «Un, dos, tres...»

 

 

          

 

 

 

El 20 de mayo de 1983 el programa fue muy especial, ya que suponía el relevo de un grupo de azafatas por otro. Patricia, Alejandra, Françoise, Irene y las demás decían adiós al programa para dar paso a seis nuevas chicas que aportarían muchas novedades al concurso.

 

El propio Narciso Ibáñez Serrador nos las explicaba a través de unas imágenes de algo nunca antes visto en la televisión: el casting de azafatas. Chicho nos mostró algunos planos de las pruebas de selección de las nuevas secretarias. Entre las chicas que pasaron dichas pruebas pudimos ver a Soledad Mallol, que no fue elegida para el programa, pero que posteriormente triunfaría en el humor como integrante del dúo “Las Virtudes”.

 

Ibáñez Serrador fue explicando a los espectadores las diferentes pruebas que debían pasar las chicas hasta elegir a las seis afortunadas que se convertirían en ayudantes de Mayra Gómez Kemp; una buena dicción, soltura ante la cámara, desparpajo, simpatía, conocimientos de baile... eran circunstancias fundamentales para llegar a alcanzar la meta.

 

«Un, dos, tres...» - 1983

 

 

Antes de que las propias chicas se presentaran a sí mismas, Chicho explicó que las nuevas azafatas quizás no eran tan guapas y espectaculares como sus antecesoras, pero aportaban una importantísima novedad: por primera vez habían sido elegidas por su capacidad para interpretar números musicales, que desde entonces serían algo fundamental en las subastas del programa.

 

«Un, dos, tres...» - 1983

Pat Ondiviela, Silvia Marsó, Ivanka Marfil, Gloria Fernández, Maite de Castro y Kim Manning

 

 

Las elegidas fueron Kim Manning, una chica de California que seguiría unida al concurso hasta 1988, convirtiéndose en la azafata que estuvo en «Un, dos, tres...» durante más programas; Gloria Fernández, valenciana, que también continuó como azafata durante las etapas posteriores; Pat Ondiviela, de Canarias; Maite de Castro, nacida en Caracas, pero de madre catalana y padre canario; Ivanka Marfil, de Barcelona; y una jovencísima Silvia Marsó, que desde los 13 años llevaba intentando triunfar en el mundo del showbusiness, y que por fin conseguía su sueño en «Un, dos, tres...».

 

«Un, dos, tres...» - 1983

  

 

Para sustituir eventualmente a Pat Ondiviela durante dos programas Chicho recurrió a Marisol Navajos.

 

Silvia fue la azafata contable en esta segunda parte de la tercera etapa del concurso.

 

  

 

 

 

En este vídeo podemos ver a las nuevas azafatas presentándose ante la audiencia y ejecutando su primer baile en «Un, dos, tres...».

 

A continuación se acercan a la mesa de Mayra Gómez Kemp para saludarla y presentarse, y despedirse de las anteriores azafatas.

  

 

 

Agradecemos a Joaquín la información que nos facilitó

 

 

volver atrás

 

www.lawebdelundostres.es

undostres@lawebdelundostres.es