Inicio > Un recorrido por la historia del «Un, dos, tres...» > Listado de programas de la séptima etapa > ¡Feliz 20 cumpleaños!

 

 

El programa especial 20 aniversario
de «Un, dos, tres...»

 

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Todo el equipo del «Un, dos, tres...» festejando los veinte años del programa

 

 

 

El 10 de abril de 1992 terminaba la séptima etapa de «Un, dos, tres...» y lo hacía con un programa especial de tres horas y media de duración en el que todo el equipo del programa celebraba los veinte años de «Un, dos, tres...».

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Jordi Estadella, Miriam Díaz-Aroca y Narciso Ibáñez Serrador

 

 

Aquel programa fue una auténtica fiesta que consiguió reunir en el plató número 3 de los Estudios Buñuel a muchos de los actores, humoristas y azafatas que habían trabajado en «Un, dos, tres...» a lo largo de toda su historia, lo cual en 1992 no era nada fácil, ya que los artistas que trabajaban en una cadena no podían hacer apariciones en otras. Los directores de Antena 3 y Telecinco, Manuel Martín Ferrand y Valerio Lazarov, respectivamente, por la amistad que tenían con Chicho, permitieron que los artistas de sus cadenas aparecieran por una noche en el «Un, dos, tres...» de TVE.

 

No obstante, hubo dos ausencias muy destacadas: las de Kiko Ledgard y Mayra Gómez Kemp. Kiko Ledgard se encontraba en Lima (Perú) y no pudo desplazarse hasta Madrid para participar en la grabación de este programa especial; y aunque se comentó que la relación entre Mayra Gómez Kemp y Chicho no era buena desde que la presentadora se había enterado por la prensa de que ella no presentaría la séptima etapa de «Un, dos, tres...», quedémonos con la versión oficial, que es que Mayra no pudo estar en este programa especial de cumpleaños porque estaba grabando programas de «Luna de miel» para las televisiones autonómicas; eso sí, Mayra habló de su paso por el «Un, dos, tres...» en el reportaje que «Informe semanal» emitió la semana anterior.

 

  

 

 

El programa comenzó con el tradicional diálogo entre Narciso Ibáñez Serrador y el perro “don Mariano”. En tono muy nostálgico, ambos recuerdan la historia del «Un, dos, tres...» e incluso se ven imágenes en blanco y negro de tres grandes del programa que no iban a poder asistir a la grabación: Kiko Ledgard, Mayra Gómez Kemp y Victoria Abril.

 

 

  

 

 

Tras esta introducción Jordi Estadella y Miriam Díaz-Aroca hacen su introducción en el plató bajando la escalera y explican que Miriam nunca la había bajado antes por respeto a Mayra; y Jordi señala que nunca apareció desde la zona de cámaras hasta el set de los concursantes corriendo porque así lo hacía Kiko Ledgard.

 

 

 

En el set de las azafatas se encontraban cuatro de las chicas que habían sido secretarias en la primera etapa de «Un, dos, tres... responda otra vez»: Britt (María Gustafson), Ana Ángeles García, Aurora Claramunt y Yolanda Ríos.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Chicho con las azafatas de la primera etapa

 

 

Y preparadas para recibir a Jordi estaban Silvana Sandoval (Blanca Huete) y Alejandra Grepi.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Alejandra y Kim

 

 

En set de “las Derrochonas” nos encontramos a Paco Cecilio, actor que dio vida en la segunda etapa de «Un, dos, tres... responda otra vez» a don Rácano”. Y un poco más adelante en el programa también hace su aparición Luis Lorenzo, que fue “don Menudillo” también en la segunda etapa.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Fedra Lorente en su
papel de “la Bombi”

Durante la tanda de preguntas actores como Beatriz Carvajal, caracterizada de “la Loli”, Fedra Lorente, como “la Bombi”, y Juanito Navarro, dando vida al padre de “la Bombi”, acercaron la bandeja con los sobres de las preguntas a los concursantes.

 

A la hora del juego del Zodíaco, de la Lotería Nacional, hizo su aparición Antonio Ozores, que trataba de explicar, a su peculiar manera, cómo concursar. Raúl Sénder, disfrazado de chica del zodíaco, provocó muchas carcajadas entre el público.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Juanito Navarro y Antonio Ozores

 

  

 

 

En la eliminatoria fue visto y no visto Bigote Arrocet que apareció brevemente para saludar a Miriam Díaz-Aroca con su particular estilo.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Raúl Sénder, Bigote Arrocet y Fedra Lorente

 

 

Más tiempo estuvieron en pantalla antiguas azafatas del programa que ayudaron a Miriam durante el desarrollo de la clásica eliminatoria del tobogán. Fueron Nuria Carreras, de la quinta etapa, Patricia Solís, de la tercera, Beverly Rolls y Victoria Vivas, de la sexta.

 

  

 

 

La subasta comienza con una “disputa” entre Carlos Cruz, presentador del «Um, dois, tres...» portugués, Ted Rogers, presentador del «Three, two, one» británico, y Jordi Estadella sobre quién es el mejor presentador. Le corresponde a Miriam decidir quién es el mejor y con esa excusa se emiten imágenes de las versiones europeas del «Un, dos, tres...», que incluyen el saludo del presentador holandés Ted de Braak.

 

Isabel Serrano nos acerca a la mesa a Clemente y Teresa, la pareja de concursantes vencedora de la eliminatoria. Con ella trae un vídeo en el que Silvia Marsó y María Casal mandan saludos a todos los espectadores del «Un, dos, tres...».

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Isabel Serrano

 

 

En la cazuela de sufridores nos encontramos con el “dúo Sacapuntas”, que recordaron sus populares muletillas del «Un, dos, tres...».

 

Para empezar a ir recibiendo regalos, Chicho Ibáñez Serrador explicó desde el control la evolución de los números musicales en «Un, dos, tres...» y dio paso a un vídeo con el número de “A chorus line”, con el que debutaron Silvia Marsó, Kim Manning, Ivanka Marfil, Pat Ondiviela, Maite de Castro y Gloria Fernández.

 

Fue precisamente la queridísima Kim Manning la que acercó una chistera de ese número musical a la mesa de la subasta. Kim fue recibida con una fortísima ovación, lo que hizo que se emocionara bastante.

 

La chistera sirvió para hablar de la magia en el «Un, dos, tres...», haciendo su aparición en el plató el mago Juan Gabriel, acompañado de Ivanka Marfil, que nos traían un vídeo con un saludo de Juan Tamariz.

 

Chicho dio paso a un vídeo en el que vimos el recordado número musical de “la oficina siniestra”, con Lydia Bosch, Kim Manning, Gloria Fernández, Naomi Unwig y Nuria Carreras como protagonistas. Precisamente Lydia Bosch apareció en el plató portando un teléfono como regalo de la subasta.

«Un, dos, tres...» - 1992

Kim Manning

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Lydia Bosch

 

 

En este programa especial también hubo un hueco para recordar el barniz de erotismo que siempre caracterizó al «Un, dos, tres...». Chicho nos enseñó un vídeo en el que aparecieron sex symbol de los años 80: Samantha Fox, Sabrina, Marta Sánchez y, junto a ellas, nuestra Nina. Con un fortísimo aplauso y con todo el público coreando su nombre fue recibida Nina, a quien Jordi le auguró un enorme éxito en su carrera profesional.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Bigote Arrocet y Nina

 

 

Miriam Díaz-Aroca apareció en el plató vestida de payaso y reclamó que se hablara del tema del circo en el «Un, dos, tres...». Ibáñez Serrador dio paso a un vídeo en el que explicaba por qué el tema del circo se repitió tantas veces en la historia del concurso.

 

 

 

Las últimas azafatas en incorporarse al programa, Patricia López-Schligting y Margarita Hervás nos enseñaron las imágenes de su viaje a la Expo’92.

 

También hubo un momento para recordar el humor en el «Un, dos, tres...», con imágenes de “La Trinca” y “Tricicle”, cuyas primeras apariciones en una televisión nacional fueron en el concurso. Además, hicieron su aparición en el plató los humoristas de la séptima etapa: Arévalo, acompañado de unas chicas vestidas de falleras, Manolo Royo y sus cheers leaders, Emma Ozores, interpretando su papel de “doctora Ugarte”, y Ángel Garó y sus inolvidables personajes.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Angel Garó

 

 

Y para terminar la subasta, se emitieron imágenes de las mascotas del programa a lo largo de su historia: la bota Botilde, el Chollo y el Antichollo, el Boom y el Crack, y, por supuesto, la calabaza Ruperta.

 

 

 

Y finalmente, con la alegría de que los concursantes se llevaron un estupendo regalo, Miriam Díaz-Aroca dio paso al número musical final del programa, en el que participó todo el equipo artístico de la séptima etapa.

 

 

  

  

  

La grabación de este programa especial se alargó hasta altas horas de la madrugada; los asistentes al plató casi ven amanecer. Eso fue debido a que, además de la duración que el programa iba a tener en sí, muy superior a la del resto de programas de la séptima etapa, en esa grabación se congregaron muchos periodistas y reporteros gráficos de periódicos y revistas que querían inmortalizar el reencuentro y la vuelta de muchos actores y azafatas al programa donde habían triunfado años atrás, para los cuales posaron durante largo rato.

 

Este programa no sólo sirvió para que el equipo artístico se reencontrara y recordara buenos momentos compartidos en el «Un, dos, tres...», sino también para que volvieran a verse todas aquellas personas que no daban la cara en pantalla, pero que eran fundamentales para el desarrollo del programa; como, por ejemplo, Diana Nauta, la esposa de Chicho, que trataba a las jóvenes azafatas como si fueran sus hijas.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Kim Manning y Diana Nauta

 

 

Además, durante la grabación se hicieron algunos descansos para degustar las tartas que se habían preparado para la ocasión.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Jordi y Miriam

 

 

La emoción estuvo latente durante todo el programa y algunas lágrimas se derramaron por terminar una exitosa etapa en compañía de tantos amigos y compañeros.

 

«Un, dos, tres...» - 1992

Miriam Díaz-Aroca y Narciso Ibáñez Serrador se funden en
un cariñoso abrazo de agradecimiento y admiración mutuos

 

 

Ángel Garó, el gran descubrimiento de esta séptima etapa, permaneció en su camerino durante todo el tiempo que duró la grabación de este programa especial, hasta que le tocó el turno de salir. En aquel tiempo se comentó que durante los últimos programas de la séptima etapa la relación entre Chicho y Ángel Garó se había enfriado y habían surgido divergencias.

 

Quizás sea más bonito pensar que la timidez y juventud de Ángel le llevaron a permanecer en su camerino mientras el resto de artistas, antiguos compañeros de etapas pasadas en «Un, dos, tres...», disfrutaban al volverse a encontrar.

 

Ángel Garó - «Un, dos, tres...» (1992)

Ángel Garó

 

volver atrás

 

www.lawebdelundostres.es

undostres@lawebdelundostres.es